Durante las últimas décadas se ha evidenciado un aumento sin precedentes en el número de organizaciones que apoyan el crecimiento de emprendimientos innovadores. Estas aceleradoras de negocios buscan identificar y apoyar a emprendimientos con potencial trasformador que puedan escalar rápidamente y convertirse en líderes de su sector a nivel nacional o internacional.

Aunque se sabe de la importancia de esta clase de emprendimientos para el desarrollo económico, aun conocemos muy poco acerca de los impactos que las organizaciones de apoyo tienen sobre ellos. ¿Pueden estas organizaciones acelerar el crecimiento de emprendedores con alto potencial? O, ¿será que la escasez de estos proyectos en países en desarrollo se debe a condiciones sistémicas de la economía que estos programas no pueden solucionar?

Nuestra evidencia del estudio Gonzalez-Uribe y Reyes (2020), demuestra que el crecimiento de los emprendimientos innovadores en países en desarrollo se ve restringido por el acceso a capital emprendedor y que programas como las aceleradoras de negocios pueden ser herramientas costo-efectivas de política para acelerar el crecimiento de los emprendimientos gacela. Sin embargo, incrementar el capital emprendedor no es efectivo para todo tipo de emprendimientos. Participar en estos programas acelera emprendimientos innovadores, pero no necesariamente transforma proyectos de bajo potencial en gacelas.

Para la versión en inglés, haga clic aquí.

♣♣♣

Notas:


Juanita Gonzalez-Uribe es profesora en la London School of Economics. Tiene un PhD en finanzas y economía de Columbia University, NY. Su investigación se centra en el emprendimiento, el capital privado, la innovación y las políticas publicas.

 

 

Santiago Reyes es consultor del Banco Mundial en la unidad de firmas, emprendimiento e innovación. Cuenta con una maestría en políticas públicas de la Universidad de Chicago y una maestría en economía de la Universidad de los Andes. Santiago tiene diez años de experiencia en el diseño, implementación y evaluación de políticas productivas, trabajando de la mano con gobiernos nacionales y locales en América Latina, y con organizaciones como Innovations for Poverty Action.